viernes, 29 de enero de 2016

Un día genial

Ayer fue un día genial, recibimos la visita de Jose, nuestro práctico del primer trimestre que venía acompañado de María del Mar, su novia, que el curso pasado estaba trabajando en Candil Radio.
María del Mar estuvo con nosotros en los dos programas que grabamos en Radio Candil y cuando Jose este año iba a hacer las prácticas le aconsejó que viniera a nuestra clase porque les íbamos a gustar mucho. Lo que no sabía él era lo muchísimo que nos iba a gustar a nosotros.
Hemos disfrutado mucho de su ayuda ya que gracias a él, hemos podido hacer cosas tan chulas como el rincón de los experimentos, los proyectos de robots, o el rincón de montaje, por poner algunos ejemplos.
Pero sobre todo, Jose nos ha demostrado que va a ser un maestro estupendo, es paciente, comprensivo, muy cariñoso y siempre está preocupado por ayudar a quien más lo necesite.
Por todo esto cuando ayer lo vieron aparecer por la puerta se lanzaron sin pensarlo a darle un superabrazo mágico.
Llegó justo a la hora del desayuno, así que aprovechamos para que nos contara cosas de lo que hace ahora. Como está en la Biblioteca del Alquián nos trajo un libro de rocas y minerales que pidió prestado porque vio que teníamos un rincón sobre rocas y minerales, nos ha dicho que podemos tenerlo un poquito de tiempo, así que aprovecharemos para investigar hasta que tengamos que devolverlo.
Se quedaron con nosotros y para que no se aburrieran les dimos trabajo rápidamente:



A María del Mar la pusimos a coordinar la biografía de Bertha Von Suttner que fue la primera premio Nobel de la paz y sobre la que hemos trabajado para celebrar el 30 de enero, Día Escolar de la no violencia y la paz.





Jose nos ayudó a corregir los cuentos individuales de lobos para poder pasarlos a limpio.





Nadia, que es nuestra práctica actual, que es fantástica también, estaba preparando un calendario de la paz que hemos hecho todo el colegio junto.





El ordenador lo teníamos ocupado pasando los cuentos de lobos que ya estaban listos para pasar a limpio.





Y en medio de esos "ires y venires" todos tenían en su mesa el calendario individual que han construido para llevarse a casa.





El calendario que nació "dodecaedro" y voló hacia mundos diversos.

Lo encontré en internet y me gustó la idea, pero al hacer la prueba me di cuenta de que iba a ser muy complicado para ellos así que les ofrecí la alternativa de recortar los meses de forma individual y hacer un pequeño montaje en un folio A3, pero empezaron a darme ideas diferentes y al final les dije que podían montarlo como quisieran y este es el resultado, que a mi me parece precioso:



Hubo ruido, pero no fue nada molesto, fue en realidad un bullicio cuajado de sonrisas, de miradas felices, de trabajos cuya finalidad era compartir con otros, de ayudas, de compañerismo...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada