lunes, 8 de diciembre de 2014

Visita a la Exposición de esculturas

El  lunes pasado abrimos nuestra exposición de esculturas a las familias para que pudieran ver el trabajo que durante el tiempo que ha durado este proyecto hemos realizado.
Han sido dos meses de investigaciones y actividades que nos han llevado a aprender muchas cosas.
Poco a poco os iré poniendo algunas de ellas.
Para empezar os dejo con las fotos y un pequeño vídeo de la visita.



domingo, 30 de noviembre de 2014

Estamos aprendiendo a evaluarnos

Este curso hemos dado algunos pasos más en nuestro trabajo por rincones. Además de que se nota mucho más nuestra autonomía y nuestra capacidad de trabajar en equipo, también estamos aprendiendo a evaluar ese trabajo para aprender a mejorarlo.
Al principio elaboramos una rúbrica entre todos y fuimos viendo cuales eran los aspectos más importantes de nuestro trabajo en los rincones. Con las aportaciones de todos nos quedó el siguiente documento:



Después en cada sesión de trabajo, dejamos un tiempo para que cada equipo vea que nota le correspondería.
Al principio con mucho apoyo y ya cada vez más de forma bastante autónoma.
Siempre hacemos una puesta en común en el grupo en la que tienen que razonar porqué se han puesto su nota, lo que les ayuda a pensar y argumentar y también muchas veces a caer en la cuenta de lo que deben mejorar en próximas ocasiones.
Me encanta verlos y aunque es un trabajo muy serio yo me lo paso genial escuchando sus razonamientos.
Y sobre todo veo que cada vez son mucho más capaces de aprender solos y regular sus conductas dentro del grupo. Para que los veáis en acción os he hecho un pequeño popurri de varias sesiones.




lunes, 24 de noviembre de 2014

Nuestro primer programa de radio en Candil Radio

Preparar un programa de radio ha sido una actividad muy emocionante y con la que hemos disfrutado un montón.
Decidimos que nuestro programa lo íbamos a dedicar a contar como se va desarrollando nuestro proyecto "Cuentos del Mundo" que como ellos han explicado en la radio, nace para celebrar "El Milenio de Almería" en el que nuestra provincia fue un lugar en el que la cultura y la literatura eran muy importantes.
Por eso y porque nuestra tierra es un lugar por donde han pasado multitud de personas de otros países y otras culturas, hemos querido conocer y viajar a diferentes lugares del mundo a través de sus cuentos.
En el programa de radio presentamos una pequeña muestra.

Preparar el programa ha sido una actividad emocionante, que nos ha permitido conocer más acerca de los medios de comunicación.
También nos ha permitido mejorar la lectura de una manera interesante, ya que hemos repetido las lecturas con sentido y con una finalidad y hemos analizado diferentes aspectos, como los signos de puntuación, las diferentes entonaciones, la modulación de la voz...
Estamos esperando con mucha ilusión que nos toque de nuevo.
El resultado ha sido genial y podéis verlo (el tercero empezando por el final) en:



También grabamos la visita en vídeo y aquí tenéis como se desarrolló.






Por último os dejo también otro vídeo divertido con las "tomas falsas"









Y algunas fotos, aunque podéis ver más en la Galería de la radio















jueves, 20 de noviembre de 2014

Día Internacional de los derechos de la infancia.

Hoy hemos celebrado el Día Internacional de los derechos de la infancia en el cole. A través del proyecto Escuela Espacio de Paz nos planteamos "construir un castillo" con esto Derechos.
Para eso, pensamos hacer en la entrada del cole un panel con las fotos de todas las niñas y todos los niños del cole.
También que cada clase forrara una caja de cartón y la decorara representando uno de los Derechos de las niñas y niños.
En nuestra clase nos tocó "el Derecho a la protección".
El martes estuvimos mirando en Internet que se celebra ese día y leímos la página de UNICEF que nos enlazó con otra también de UNICEF donde pudimos leer los derechos y seleccionar los que pensamos que estaban relacionados con la protección de la infancia.
Después de leerlos les llamó la atención algunas de las palabras que se usaban y estuvimos viendo que significaba nocivo o psicotrócopico, perpetrado...
Después cada grupo decoró una cara del cubo con algún dibujo o palabra alusivo a ese derecho.
Esta mañana hemos salido a colocar nuestra caja y nuestras fotos y después les he pedido que contaran con sus palabras lo que ellos creían que era este día y lo que significaba para contarlo a través del blog y esto es lo que ellos han entendido:

sábado, 15 de noviembre de 2014

Semana de la Ciencia


Durante la semana pasada hemos estado celebrando en el cole "la semana de la Ciencia", en la misma semana que se celebra este evento en toda Europa.
La Semana de la Ciencia es el mayor evento anual de divulgación de la ciencia a nivel europeo.
Durante este tiempo, universidades, centros de investigación, museos, jardínes botánicos, centros educativos, etc., organizan actividades con el objetivo de divulgar la ciencia y hacerla más cercana a la ciudadanía.
Nosotros en el CEIP Clara Campoamor hemos querido unirnos a esta iniciativa y hemos organizado también nuestra Semana con la colaboración de las familias de nuestro alumnado.
Tenemos la suerte de tener unas familias fantásticas que nos ayudan un montón en muchas de las actividades que hacemos, en esta ocasión lo han hecho genial y lo hemos pasado estupendamente aprendiendo cosas interesantes sobre diferentes facetas de la ciencia. 
El objetivo de estas actividades es principalmente sensibilizar a toda nuestra comunidad educativa en torno a la importancia de la ciencia y promover en nuestras niñas y niños el interés por el conocimiento científico, despertando en ellos la creatividad y la curiosidad.
En nuestro colegio cada día de la semana algunas madres y padres han preparado experiencias y charlas por las que hemos ido pasando todos los grupos, desde 3 años hasta tercero.
Hemos tenido una amplia variedad de experiencias que nos han enseñado que la ciencia tiene una gran variedad de vertientes y las podemos encontrar en cosas muy cercanas a nosotros.

La ciencia en el cuerpo humano.




Como construir una brújula



Un globo mágico



El agua que no cae



La Electricidad 



Un huevo que flota



El jueves escribimos el experimento que más nos había gustado.

Y el viernes como colofón, desde la Universidad de Almería han venido para hacernos una sesión sobre robótica muy interesante. 





Nuestro cole está lleno de gente apasionada por la ciencia y hace unas semanas la clase de 1ºB estuvo en la radio de nuestro pueblo haciendo un programa de experimentos que podéis escuchar en la página web dela emisora "Candil Radio"

También nosotros en clase hemos hecho ciencia transformando el papel de periódico en pasta para modelar nuestras esculturas del proyecto "Deporte y escultura", pero eso os lo contaremos en otra entrada con más detenimiento.





miércoles, 12 de noviembre de 2014

Exposición "La vuelta al mundo en 80 libros"

El jueves 6 de noviembre fuimos al Cortijo Moreno a ver la exposición la vuelta al mundo en 80 libros, una escritora que nos a enseñado un juego de adivinar preguntas y teníamos que adivinar una palabra y la palabra era Nefertitis.
Después fuimos al Polo Norte, en Polo Norte había pingüinos y un Esquimal pero el Esquimal era Jose que lo habían disfrazado.
Mas tarde, fuimos a China, en China nos contaron un cuento de sombras chinescas.
Luego fuimos a Egipto, en Egipto vimos a una faraona, la faraona era Nefertitis.
Luego fuimos a la india en la india.
Y también vimos en África la selva.
Fuimos al lejano oeste.
En Nueva York vimos la Estatua de la Libertad y nuestra visita acabo aquí.
(Esther)





El cuento que nos contaron con un pequeño teatro de sombras fue el cuento de Hans Christian Andersen "El ruiseñor" del que he encontrado esta versión:

En China, como sabes muy bien, el Emperador es chino, y chinos son todos los que lo rodean. Hace ya muchos años de lo que voy a contar, mas por eso precisamente vale la pena que lo oigan, antes de que la historia se haya olvidado.
El palacio del Emperador era el más espléndido del mundo entero, todo él de la más delicada porcelana. Todo en él era tan precioso y frágil, que había que ir con mucho cuidado antes de tocar nada. El jardín estaba lleno de flores maravillosas, y de las más bellas colgaban campanillas de plata que sonaban para que nadie pudiera pasar de largo sin fijarse en ellas. Sí, en el jardín imperial todo estaba muy bien pensado, y era tan extenso que el propio jardinero no tenía idea de dónde terminaba. Si seguías andando, te encontrabas en el bosque más espléndido que quepa imaginar, lleno de altos árboles y profundos lagos. Aquel bosque llegaba hasta el mar hondo y azul; grandes embarcaciones podían navegar por debajo de las ramas, y allí vivía un ruiseñor que cantaba tan primorosamente, que incluso el pobre pescador, a pesar de sus muchas ocupaciones, cuando por la noche salía a retirar las redes, se detenía a escuchar sus trinos.
¡Dios santo, y qué hermoso! —exclamaba; pero luego tenía que atender a sus redes y olvidarse del pájaro hasta la noche siguiente, en que, al llegar de nuevo al lugar, repetía—: ¡Dios santo, y qué hermoso!
De todos los países llegaban viajeros a la ciudad imperial, y admiraban el palacio y el jardín; pero en cuanto oían al ruiseñor, exclamaban:
¡Esto es lo mejor de todo!
De regreso a sus tierras los viajeros hablaban de él, y los sabios escribían libros y más libros acerca de la ciudad, del palacio y del jardín, pero sin olvidarse nunca del ruiseñor, al que ponían por las nubes; y los poetas componían inspiradísimos poemas sobre el pájaro que cantaba en el bosque, junto al profundo lago.
Aquellos libros se difundieron por el mundo, y algunos llegaron a manos del Emperador. Se hallaba sentado en su sillón de oro, leyendo y leyendo; de vez en cuando hacía con la cabeza un gesto de aprobación, pues le satisfacía leer aquellas magníficas descripciones de la ciudad, del palacio y del jardín. «Pero lo mejor de todo es el ruiseñor», decía el libro.
«¿Qué es esto? —pensó el Emperador—. ¿El ruiseñor? Jamás he oído hablar de él. ¿Es posible que haya un pájaro así en mi imperio, y precisamente en mi jardín? Nadie me ha informado. ¡Está bueno que uno tenga que enterarse de semejantes cosas por los libros!»
Y mandó llamar al mayordomo de palacio, un personaje tan importante, que cuando una persona de rango inferior se atrevía a dirigirle la palabra o hacerle una pregunta, se limitaba a contestarle: «¡P!». Y esto no significa nada.
Según parece, hay aquí un pájaro de lo más notable, llamado ruiseñor —dijo el Emperador—. Se dice que es lo mejor que existe en mi imperio; ¿por qué no se me ha informado de este hecho?
Es la primera vez que oigo hablar de él —se justificó el mayordomo—. Nunca ha sido presentado en la Corte.
Pues ordeno que acuda esta noche a cantar en mi presencia —dijo el Emperador—. El mundo entero sabe lo que tengo, menos yo.
Es la primera vez que oigo hablar de él —repitió el mayordomo—. Lo buscaré y lo encontraré.
¿Encontrarlo?, ¿dónde? El dignatario se cansó de subir y bajar escaleras y de recorrer salas y pasillos. Nadie de cuantos preguntó había oído hablar del ruiseñor. Y el mayordomo, volviendo al Emperador, le dijo que se trataba de una de esas fábulas que suelen imprimirse en los libros.
Vuestra Majestad Imperial no debe creer todo lo que se escribe; son fantasías y una cosa que llaman magia negra.
Pero el libro en que lo he leído me lo ha enviado el poderoso Emperador del Japón —replicó el Soberano—; por tanto, no puede ser mentiroso. Quiero oír al ruiseñor. Que acuda esta noche a mi presencia para cantar bajo mi especial protección. Si no se presenta mandaré que todos los cortesanos sean pateados en el estómago después de cenar.
¡Tsing—pe! —dijo el mayordomo; y vuelta a subir y bajar escaleras y a recorrer salas y pasillos, y media Corte con él, pues a nadie le hacía gracia que le patearan el estómago. Y todo era preguntar por el notable ruiseñor, conocido por todo el mundo menos por la Corte.
Finalmente dieron en la cocina con una pobre muchachita que exclamó:
¡Dios mío! ¿El ruiseñor? ¡Claro que lo conozco! ¡qué bien canta! Todas las noches me dan permiso para que lleve algunas sobras de comida a mi pobre madre que está enferma. Vive allá en la playa, y cuando estoy de regreso me paro a descansar en el bosque y oigo cantar al ruiseñor. Y oyéndolo se me vienen las lágrimas a los ojos como si mi madre me besase. Es un recuerdo que me estremece de emoción y dulzura.
Pequeña fregaplatos —dijo el mayordomo—, te daré un empleo fijo en la cocina y permiso para presenciar la comida del Emperador, si puedes traernos al ruiseñor; está citado para esta noche.
Todos se dirigieron al bosque, al lugar donde el pájaro solía situarse; media Corte tomaba parte en la expedición. Avanzaban a toda prisa, cuando una vaca se puso a mugir.
¡Oh! —exclamaron los cortesanos—. ¡Ya lo tenemos! ¡Qué fuerza para un animal tan pequeño! Ahora que caigo en ello, no es la primera vez que lo oigo.
No, eso es una vaca que muge —dijo la fregona Aún tenemos que andar mucho.
Luego oyeron las ranas croando en una charca.
¡Magnífico! —exclamó un cortesano—. Ya lo oigo, suena como las campanillas de la iglesia.
No, eso son ranas —contestó la muchacha—. Pero creo que no tardaremos en oírlo.
Y en seguida el ruiseñor se puso a cantar.
¡Es él! —dijo la niña—. ¡Escuchen, escuchen! ¡Allí está! —y señaló un avecilla gris posada en una rama.
¿Es posible? —dijo el mayordomo—. Jamás lo habría imaginado así. ¡Qué vulgar! Seguramente habrá perdido el color, intimidado por unos visitantes tan distinguidos.
Mi pequeño ruiseñor —dijo en voz alta la muchachita—, nuestro gracioso Soberano quiere que cantes en su presencia.
¡Con mucho gusto! — respondió el pájaro, y reanudó su canto que daba gloria oírlo.
¡Parecen campanitas de cristal! —observó el mayordomo.
¡Miren cómo se mueve su garganta! Es raro que nunca lo hubiésemos visto. Causará sensación en la Corte.
¿Quieren que vuelva a cantar para el Emperador? —preguntó el pájaro, pues creía que el Emperador estaba allí.
Mi pequeño y excelente ruiseñor —dijo el mayordomo— tengo el honor de invitarlo a una gran fiesta en palacio esta noche, donde podrá deleitar con su magnífico canto a Su Imperial Majestad.
Suena mejor en el bosque —objetó el ruiseñor; pero cuando le dijeron que era un deseo del Soberano, los acompañó gustoso.
En palacio todo había sido pulido y fregado. Las paredes y el suelo, que eran de porcelana, brillaban a la luz de millares de lámparas de oro; las flores más exquisitas, con sus campanillas, habían sido colocadas en los corredores; las idas y venidas de los cortesanos producían tales corrientes de aire que las campanillas no cesaban de sonar y uno no oía ni su propia voz.
En medio del gran salón donde el Emperador estaba, habían puesto una percha de oro para el ruiseñor. Toda la Corte estaba presente, y la pequeña fregona había recibido autorización para situarse detrás de la puerta, pues tenía ya el título de cocinera de la Corte. Todo el mundo llevaba sus vestidos de gala, y todos los ojos estaban fijos en la avecilla gris, a la que el Emperador hizo signo de que podía empezar.
El ruiseñor cantó tan deliciosamente que las lágrimas acudieron a los ojos del Soberano; y cuando el pájaro las vio rodar por sus mejillas, volvió a cantar mejor aún, hasta llegarle al alma. El Emperador quedó tan complacido que dijo que regalaría su chinela de oro al ruiseñor para que se la colgase al cuello. Mas el pájaro le dio las gracias, diciéndole que ya se consideraba suficientemente recompensado.
He visto lágrimas en los ojos del Emperador; éste es para mí el mejor premio. Las lágrimas de un rey poseen una virtud especial. Dios sabe que he quedado bien recompensado —y reanudó su canto con su dulce y melodiosa voz.
¡Es la lisonja más amable y graciosa que he escuchado en mi vida! —exclamaron las damas presentes; y todas se fueron a llenarse la boca de agua para gargarizar cuando alguien hablase con ellas; pues creían que también ellas podían ser ruiseñores. Sí, hasta los lacayos y las camareras expresaron su aprobación, y esto es decir mucho, pues son siempre más difíciles de contentar. Realmente el ruiseñor causó sensación.
Se quedaría en la Corte, en una jaula particular, con libertad para salir dos veces durante el día y una durante la noche. Pusieron a su servicio diez criados, a cada uno de los cuales estaba sujeto por medio de una cinta de seda que le ataron alrededor de la pierna. La verdad es que no eran precisamente de placer aquellas excursiones.
La ciudad entera hablaba del notabilísimo pájaro, y cuando dos se encontraban, se saludaban diciendo el uno: «Rui» y respondiendo el otro: «Señor»; luego exhalaban un suspiro, indicando que se habían comprendido. Hubo incluso once verduleras que pusieron su nombre a sus hijos, pero ni uno de ellos resultó capaz de dar una nota.
Un buen día el Emperador recibió un gran paquete rotulado: «El ruiseñor».
He aquí un nuevo libro acerca de nuestro famoso pájaro —exclamó el Emperador. Pero resultó que no era un libro, sino un pequeño ingenio puesto en una jaula, un ruiseñor artificial, imitación del vivo, pero cubierto materialmente de diamantes, rubíes y zafiros. Sólo había que darle cuerda y se ponía a cantar una de las melodías que cantaba el de verdad, levantando y bajando la cola, todo él un ascua de plata y oro. Llevaba una cinta atada al cuello y en ella estaba escrito: «El ruiseñor del Emperador del Japón es pobre en comparación con el del Emperador de la China».
¡Soberbio! —exclamaron todos, y el emisario que había traído el ave artificial recibió inmediatamente el título de Gran Portador Imperial de Ruiseñores.
Ahora van a cantar juntos. ¡Qué dúo harán!
Y los hicieron cantar a dúo; pero la cosa no marchaba, pues el ruiseñor auténtico lo hacía a su manera y el artificial iba con cuerda.
No se le puede reprochar —dijo el Director de la Orquesta Imperial—; mantiene el compás exactamente y sigue mi método al pie de la letra.
En adelante, el pájaro artificial tuvo que cantar solo. Obtuvo tanto éxito como el otro; además, era mucho más bonito, pues brillaba como un puñado de pulseras y broches.
Repitió treinta y tres veces la misma melodía, sin cansarse, y los cortesanos querían volver a oírla de nuevo, pero el Emperador opinó que también el ruiseñor verdadero debía cantar algo. Pero, ¿dónde se había metido? Nadie se había dado cuenta de que, saliendo por la ventana abierta, había vuelto a su verde bosque.
¿Qué significa esto? —preguntó el Emperador. Y todos los cortesanos se deshicieron en reproches e improperios, tachando al pájaro de desagradecido—. Por suerte nos queda el mejor —dijeron, y el ave mecánica hubo de cantar de nuevo, repitiendo por trigésimo cuarta vez la misma canción; pero como era muy difícil no había modo de que los oyentes se la aprendieran. El Director de la Orquesta Imperial se hacía lenguas del arte del pájaro, asegurando que era muy superior al verdadero, no sólo en lo relativo al plumaje y la cantidad de diamantes, sino también interiormente.
Pues fíjense Vuestras Señorías, y especialmente Su Majestad, que con el ruiseñor de carne y hueso nunca se puede saber qué es lo que va a cantar. En cambio, en el artificial todo está determinado de antemano. Se oirá tal cosa y tal otra, y nada más. En él todo tiene su explicación: se puede abrir y poner de manifiesto cómo obra la inteligencia humana, viendo cómo están dispuestas las ruedas, cómo se mueven, cómo una se engrana con la otra.
Eso pensamos todos —dijeron los cortesanos, y el Director de la Orquesta Imperial fue autorizado para que el próximo domingo mostrara el pájaro al pueblo—. Todos deben oírlo cantar —dijo el Emperador; y así se hizo, y quedó la gente tan satisfecha como si se hubiesen emborrachado con té, pues así es como lo hacen los chinos; y todos gritaron: «¡Oh!», y levantando el dedo índice se inclinaron profundamente. Mas los pobres pescadores que habían oído al ruiseñor auténtico, dijeron:
No está mal; las melodías se parecen, pero le falta algo, no sé qué…
El ruiseñor de verdad fue desterrado del país.
El pájaro mecánico estuvo en adelante junto a la cama del Emperador, sobre una almohada de seda; todos los regalos con que había sido obsequiado —oro y piedras preciosas— estaban dispuestos a su alrededor, y se le había conferido el título de Primer Cantor de Cabecera Imperial, con categoría de número uno al lado izquierdo. Pues el Emperador consideraba que este lado era el más noble, por ser el del corazón, que hasta los emperadores tienen a la izquierda. Y el Director de la Orquesta Imperial escribió una obra de veinticinco tomos sobre el pájaro mecánico; tan larga y erudita, tan llena de las más difíciles palabras chinas, que todo el mundo afirmó haberla leído y entendido, pues de otro modo habrían pasado por tontos y recibido patadas en el estómago.
Así transcurrieron las cosas durante un año; el Emperador, la Corte y todos los demás chinos se sabían de memoria el trino de canto del ave mecánica, y precisamente por eso les gustaba más que nunca; podían imitarlo y lo hacían. Los golfillos de la calle cantaban: «¡tsitsii, cluclucluk!», y hasta el Emperador hacía coro. Era de veras divertido.
Pero he aquí que una noche, estando el pájaro en pleno canto, el Emperador, que estaba ya acostado, oyó de pronto un «¡crac!» en el interior del mecanismo; algo había saltado. «¡Schnurrrr!», se escapó la cuerda, y la música cesó.
El Emperador saltó de la cama y mandó llamar a su médico de cabecera; pero, ¿qué podía hacer el hombre? Entonces fue llamado el relojero, quien tras largos discursos y manipulaciones arregló un poco el ave; pero manifestó que debían andarse con mucho cuidado con ella y no hacerla trabajar demasiado, pues los pernos estaban gastados y no era posible sustituirlos por otros nuevos que asegurasen el funcionamiento de la música. ¡Qué desolación! Desde entonces sólo se pudo hacer cantar al pájaro una vez al año, y aun esto era una imprudencia; pero en tales ocasiones el Director de la Orquesta Imperial pronunciaba un breve discurso, empleando aquellas palabras tan intrincadas, diciendo que el ave cantaba tan bien como antes, y no hay que decir que todo el mundo se manifestaba de acuerdo.
Pasaron cinco años, cuando he aquí que una gran desgracia cayó sobre el país. Los chinos querían mucho a su Emperador, el cual estaba ahora enfermo de muerte. Ya había sido elegido su sucesor, y el pueblo, en la calle, no cesaba de preguntar al mayordomo de Palacio por el estado del anciano monarca.
¡P! —respondía éste, sacudiendo la cabeza.
Frío y pálido yacía el Emperador en su grande y suntuoso lecho. Toda la Corte lo creía ya muerto y cada cual se apresuraba a ofrecer sus respetos al nuevo soberano. Los camareros de palacio salían precipitadamente para hablar del suceso, y las camareras se reunieron en un té muy concurrido. En todos los salones y corredores habían tendido paños para que no se oyera el paso de nadie, y así reinaba un gran silencio.
Pero el Emperador no había expirado aún; permanecía rígido y pálido en la lujosa cama, con sus largas cortinas de terciopelo y macizas borlas de oro. Por una ventana que se abría en lo alto de la pared, la luna enviaba sus rayos que iluminaban al Emperador y al pájaro mecánico.
El pobre Emperador jadeaba con gran dificultad; era como si alguien se le hubiera sentado sobre el pecho. Abrió los ojos y vio que era la Muerte, que se había puesto su corona de oro en la cabeza y sostenía en una mano el dorado sable imperial, y en la otra, su magnífico estandarte. En torno, por los pliegues de los cortinajes asomaban extravías cabezas, algunas horriblemente feas, otras de expresión dulce y apacible: eran las obras buenas y malas del Emperador, que lo miraban en aquellos momentos en que la muerte se había sentado sobre su corazón.
¿Te acuerdas de tal cosa? —murmuraban una tras otra—. ¿Y de tal otra? —Y le recordaban tantas, que al pobre le manaba el sudor de la frente.
¡Yo no lo sabía! —se excusaba el Emperador—. ¡Música, música! ¡Que suene el gran tambor chino —gritó— para no oír todo eso que dicen!
Pero las cabezas seguían hablando y la Muerte asentía con la cabeza, al modo chino, a todo lo que decían.
¡Música, música! —gritaba el Emperador—. ¡Oh tú, pajarillo de oro, canta, canta! Te di oro y objetos preciosos, con mi mano te colgué del cuello mi chinela dorada. ¡Canta, canta ya!
Mas el pájaro seguía mudo, pues no había nadie para darle cuerda, y la Muerte seguía mirando al Emperador con sus grandes órbitas vacías; y el silencio era lúgubre.
De pronto resonó, procedente de la ventana, un canto maravilloso. Era el pequeño ruiseñor vivo, posado en una rama. Enterado de la desesperada situación del Emperador, había acudido a traerle consuelo y esperanza; y cuanto más cantaba, más palidecían y se esfumaban aquellos fantasmas, la sangre afluía con más fuerza a los debilitados miembros del enfermo, e incluso la Muerte prestó oídos y dijo:
Sigue, lindo ruiseñor, sigue.
Sí, pero, ¿me darás el magnífico sable de oro? ¿Me darás la rica bandera? ¿Me darás la corona imperial?
Y la Muerte le fue dando aquellos tesoros a cambio de otras tantas canciones, y el ruiseñor siguió cantando, cantando del silencioso camposanto donde crecen las rosas blancas, donde las lilas exhalan su aroma y donde la hierba lozana es humedecida por las lágrimas de los supervivientes. La Muerte sintió entonces nostalgia de su jardín y salió por la ventana, flotando como una niebla blanca y fría.
¡Gracias, gracias! —dijo el Emperador—. ¡Bien te conozco, avecilla celestial! Te desterré de mi reino; sin embargo, con tus cantos has alejado de mi lecho los malos espíritus, has ahuyentado de mi corazón la Muerte. ¿Cómo podré recompensarte?
Ya me has recompensado —dijo el ruiseñor—. Arranqué lágrimas a tus ojos la primera vez que canté para ti; esto no lo olvidaré nunca, pues son las joyas que contentan al corazón de un cantor. Pero ahora duerme y recupera las fuerzas, que yo seguiré cantando.
Así lo hizo, y el Soberano quedó sumido en un dulce sueño; ¡qué sueño tan dulce y tan reparador!
El sol entraba por la ventana cuando el Emperador se despertó, sano y fuerte. Ninguno de sus criados había vuelto aún, pues todos lo creían muerto. Sólo el ruiseñor seguía cantando en la rama.
¡Nunca te separarás de mi lado! —le dijo el Emperador—. Cantarás cuando te apetezca; y en cuanto al pájaro mecánico, lo romperé en mil pedazos.
No lo hagas —suplicó el ruiseñor—. Él cumplió su misión mientras pudo; guárdalo como hasta ahora. Yo no puedo anidar ni vivir en palacio, pero permíteme que venga cuando se me ocurra; entonces me posaré junto a la ventana y te cantaré para que estés contento y reflexiones. Te cantaré de los felices y también de los que sufren; y del mal y del bien que se hace a tu alrededor sin tú saberlo. Tu pajarillo cantor debe volar a lo lejos, hasta la cabaña del pobre pescador, hasta el tejado del campesino, hacia todos los que residen apartados de ti y de tu Corte. Prefiero tu corazón a tu corona… aunque la corona exhala cierto olor a cosa santa. Volveré a cantar para ti. Pero debes prometerme una cosa.
¡Lo que quieras! —dijo el Emperador, incorporándose en su ropaje imperial, que ya se había puesto, y oprimiendo contra su corazón el pesado sable de oro.
Una cosa te pido: que no digas a nadie que tienes un pajarito que te cuenta todas las cosas. ¡Saldrás ganando!
Y se echó a volar.
Entraron los criados a ver a su difunto Emperador. Entraron, sí, y el Emperador les dijo: ¡Buenos días!

domingo, 2 de noviembre de 2014

II Entra y pásatelo de miedo

El viernes pasado volvimos a celebrar nuestra II Jornada dedicada al los cuentos sobre el miedo para celebrar el 1 de Noviembre y gracias a las familias de nuevo ha sido todo un éxito.





Nuestro cuento este año ha sido "Periquín y la bruja Curuja" y este ha sido el cartel que hemos elaborado para anunciarlo al resto de compañeras y compañeros del cole.



También hemos hecho una cortina chulísima llena de brujillas de entrada a nuestra clase:



Hemos cambiado algunas cosas con respecto al curso pasado, que aún no habíamos estrenado nuestro cole nuevo y nos ha dado tiempo a escuchar tres cuentos en lugar de dos, hemos aprendido sobre los cuentos, el miedo, los carteles, las entradas, como organizarnos y como movernos por el espacio,  pero sobre todo, lo hemos pasado genial, nos hemos reído mucho, aunque algunos verdaderamente han pasado un poquito de miedo, pero al final todo nos ha parecido fantástico y estamos deseando que llegue de nuevo el curso que viene para tener una nueva sesión de cuentos.
Os dejo el vídeo del cuento, aunque no se ve muy bien porque está grabado con el móvil.





Ya solo me queda agradecer a todas las familias su colaboración, en esta ocasión un poco más especialmente a las que habéis podido participar directamente en la actividad, pero también a quienes os hubiese gustado participar y no habéis podido. Es un lujo saber que os tenemos detrás en esta tarea tan emocionante y tan difícil como es educar a vuestras hijas e hijos.

viernes, 24 de octubre de 2014

Día internacional de las Bibliotecas 2014


Los viernes tenemos una hora en la Biblioteca del centro, la segunda de la mañana, pero hoy, precisamente hoy Día Internacional de las Bibliotecas no hemos tenido tiempo de utilizar esa hora dentro de la biblioteca.
Pero no vayáis a pensar que ha sido un día sin lectura; no, no, no, muy al contrario ha sido un interesante día lector.
Para empezar os voy a contar todo lo que hemos hecho en esa hora que bajamos a la biblioteca en lo que llevamos de curso.
El primer día bajamos a verla y conocerla un poquito mejor. Primero leímos las normas y vimos que es muy importante el orden y el silencio, después paseamos por las estanterías y vimos que tipo de libros había en cada una de ellas y por último elegimos un libro y nos pusimos a leer en silencio.
Leer en silencio, es algo que todavía nos cuesta un poquito por lo que a veces no sale leer con la boca, en lugar de con la mente, pero en este poco tiempo lo hemos logrado y ya lo hacemos genial.
Pero hace tres semanas hemos comenzado un nuevo proyecto, relacionado con la celebración del Milenio de Almería y que estamos llevando a cabo en nuestra hora de la biblioteca. se trata de una secuencia sobre "Cuentos del mundo",
A lo largo de la historia nuestra provincia ha recibido a pueblos de todo el planeta, por eso para celebrar que hace mil años fue un reino muy importante hemos querido conocer cuentos de otras culturas.
El primer cuento que leímos era de Egipto y se titulaba "el barbero y el leñador", se lo leí yo en voz alta y después de eso, eligieron cada uno un personaje para describirlo, también recopilamos entre todos lo que sabíamos de Egipto que era mucho.
El segundo viernes leímos un cuento de Japón que se llamaba "Los veinte jarrones" y después de leerlo, en parejas lo reescribimos.
Y hoy nos tocaba un nuevo cuento, pero también teníamos que plantar en el huerto las habas y los guisantes que habíamos puesto en agua con nuestros compañeros y compañeras de 4 años. Si queréis ver como fue podéis ir a su blog "Coge mi mano y vuela conmigo"

Ellos solo podían en nuestra hora de Biblioteca, y como somos muchos todos juntos para plantar hemos hecho lo siguiente:



Nos hemos ido todos al patio, cada cual con su pareja y con un nuevo Cuento del Mundo cuya lectura habíamos preparado en clase de 9 a 10 para leérsela muy muy bien a los pequeñines y que en esta ocasión era de México "La pelea de los soles"


















Mientras unos grupos leían, otros grupos subían al huerto a sembrar.
Ha sido una hora preciosa en la que a pesar de que hemos acabados muy cansados, nos lo hemos pasado de lujo.




Después nos hemos lavado las manos y durante el desayuno, hemos hecho nuestra "lectura merendola" en la que tenemos cola de libros que algunas niñas y algunos niños traen para que yo les lea en voz alta mientras desayunan.






Hoy le tocaba turno al libro de Marina "Este sueño no es mio" que nos ha gustado mucho, y nos ha dado el tema para escribir en nuestra libreta de los textos de los fines de semana, así vamos a escribir un sueño








Después del recreo nos tocaba sesión de rincones, de modo que tampoco podíamos bajarnos a la biblio para celebrar este día, aunque sí que nos ha dado tiempo al final de la mañana de bajar rápido a última hora para felicitarla y hacernos unas fotos divertidas con ella en el Día Internacional de las Bibliotecas y recordarle que el viernes que viene volveremos a visitarla.















viernes, 17 de octubre de 2014

Así somos con Tagxedo



Las habilidades sociales son el conjunto de capacidades gracias a las cuales nos desenvolvemos de forma eficaz en la vida en comunidad. 
El desarrollo de habilidades sociales es sumamente importante en el aprendizaje escolar, al igual que su desarrollo es imprescindible para la vida 
Por eso muchas de las cosas que hacemos en el cole llevan como objetivo que nuestras criaturillas vayan avanzando en el desarrollo de estrategias que les ayuden a manejarse mejor en comunidad.
Una buena competencia social está estrechamente relacionada con el éxito escolar y se relaciona con una alta aceptación de uno mismo y de los demás.
Para que nos acepten y nos valoren una de las cosas más importantes es que nos conozcan, por eso esta actividad que hemos hecho a principio de curso ha ido encaminada a conocernos mejor a nosotros mismos y también a que el resto de compis también nos conozcan un poquito más.
Cada niña y cada niño buscó veinte palabras que mencionaran cualidades con las que sintieran que se identificaban.
La mayoría las buscaron en casa con ayuda de papis y mamis y en todos los casos nos ha gustado mucho leerlas y comprobar como en cada caso han retratado lo bueno sobre todo, pero también algún que otro defectillo que incluso nos ha parecido divertido y sobre el que seguiremos trabajando para dejarlo cada ve más pequeñín.
Esta actividad también nos ha servido para aprender un poco más sobre tecnologías, ya que hemos trabajado con TAGXEDO una herramienta en la web muy interesante que nos permite hacer "nubes de palabras" y en la que hemos jugado con nuestros nombres y con esas  palabras que nos definen.
Por último nos ha servido para decorar nuestra puerta con todas las imágenes que han resultado y que compartimos con vosotros.




Entrevista al conserje



El  conserje de nuestro colegio se llama Jesús y lo entrevistamos Antonio Elena Bryan y Luismi
¿A qué hora entras?
Entro a las ocho.
¿A que hora sales?
Salgo a las tres.
¿Que haces por las mañanas?
Abrir la puerta,  arreglar cosas, limpiar el patio, abrir la puerta al correo,  hacer fotocopias  pasar por las  clases a dejarles las  notas...
¿A qué hora pones la música?
A las nueve  para entrar al cole, a las doce para salir al recreo, a las doce y media para entrar y a las dos para salir del colegio.
¿Cómo pones la música?
Hay un aparato para meter un disco en secretaría.

Antonio Elena Bryan y Luismi


Entrevista a la maestra de música


La maestra de música se llama Aurora y le hemos hecho esta entrevista.

¿Porqué querías ser maestra de música?
De pequeña me apuntaron a clase de música y después al conservatorio y después a un grupo de música y he decidido ser maestra de música.

¿Cuántos tipos de instrumentos tienes hay?
De diferentes tipos: de viento, de cuerda y percusión.

¿Cómo suenan los instrumentos?
Algunos vibran, algunos necesitan viento, otros son de metal y vibran.
Por ejemplo las maracas pueden sonar con semillas o con piedras, con piedras más fuerte y con semillas más flojo.

¿Cuál instrumento tocas ?
El clarinete pero en la clase también toco de percusión. Me gusta la flauta.

¿De qué están hechos ? 
De metal, madera,  plástico cuerda Antiguaménte algunos se hacían con piel de animales como el  tambor y las panderetas.

¿De dónde sacas los instrumentos?
Los mandan al cole y otros los traigo yo de mi casa.

¿Dónde compras los instrumentos?
Algunos se pueden fabricar y los que no en una tienda de instrumentos profesional.

¿Te gusta tocar los instrumentos?
Me gusta mucho, pero también cantar y bailar.


jueves, 16 de octubre de 2014

Entrevista al maestro de Educación Física

Nuestro profe de educación física, Jose es gracioso y divertido y tiene un gimnasio  grande.

¿Por que hay un gimnasio tan grande?
Porque es un colegio nuevo y lo construyeron para los días de lluvia y de calor para que las niñas y niños pudieran hacer educación física. En otros colegio no hay y en esos días los niños están tristes.

¿Como escondes los tesoros del patio?
Se esconden en los arboles o debajo de la tierra o en las canastas. Hay que buscarlos con mapas y con pistas.

¿Cuántos  niños y niñas entrenas?
A todos las del colegio, unos 150 niñas y niños.
Por la tarde entreno en una escuela de atletismo donde doy clases donde doy clases a niñas y niños desde 3 años hasta 18. La escuela se llama Ciudad de Almería y son unos 100 atletas.
Yo quiero entrenar en ser buenas personas.

¿Cuales son tus juegos que mas te gustan?
Los de atletismo, correr bien,  lanzar...
También me gusta que las niñas y los niños tengan posturas correctas en los juegos y que coman sano.

Esther, Vanessa, Mario y Fede

viernes, 10 de octubre de 2014

Angst







Nuestro primer corto de este curso ha sido "Angst" un corto de Emiel Penders que hemos visionado en nuestro rincón del corto y cuyo título significa "Miedo".
Después de verlo en el rincón cada equipo tenía que analizar como le parecía el protagonista y esto es lo que hemos visto entre todos:
Se trata de un niño que tiene un perro. Es muy guapo y muy "salvador"
El niño es un poco torpe y tiene muy mala pata y sale lanzado siempre.
Pega unos gritos super ruidosos.

Por último lo hemos visto todos juntos y después hemos analizado las cosas que nos parecían interesantes.
Yo he ido tomando nota y comparto con vosotros todo lo que me han dicho:
El corto solo tiene unas notas musicales de un piano al principio que son tristes, el resto de la película los sonidos que se oyen son el viento, los gritos y los ladridos. Lo más importante el viento que está casi siempre.
Las caras en el corto son importantes y por eso son más grandes y nos muestras los sentimientos de los personajes.
La cara del protagonista es importante porque los sentimientos se reflejan casi siempre en la cara, la del protagonista refleja sentimientos de alegría cuando vuela, a tristeza, valentía cuando se atreve a buscar a su perro, susto, impresión o sorpresa cuando el viento lo mete debajo del vestido, miedo cuando no quiere salir, sentimentalismo cuando no quiere abandonar a los perros.
El corto está en blanco y negro y eso hace que parezca triste y que se parezca a las "pelis de las abuelas".
Sin embargo a ellos el corto les ha parecido muy divertido y se han reído mucho.
Hemos visto que nos intenta hablar del miedo, de cómo cuando te pasan cosas malas acabas teniendo miedo de algo, pero que se puede superar con valentía y sobre todo por alguien a quien queremos.


lunes, 6 de octubre de 2014

Entrevista a la maestra de 5 años


Hemos entrevistado a la maestra de la clase de cinco años, se llama Esther y la elegimos  porque con ella están algunos de nuestros hermanos como Victor el hermano de Juanfran o Ana Miras la hermana de Rubén y Ana Membrives la hermana de Natalia.
Ruben: ¿A que hora entramos al colegio?
Esther: A las nueve.
Natalia: ¿Quien plantó los árboles del colegio?
Esther: Los árboles estaban plantados cuando comenzó el barrio.
Natalia: ¿Quien construyó el colegio?
Esther: Los albañiles y los de las luces y los de los muebles,
Sheila: ¿Quien hizo el árbol de la palabra?
Esther: Entre todos pusimos nuestras manos y con ellas lo pintamos.
Pablo: ¿Cómo son tus niñas y tus niños?
Esther: Mis niños y mis niñas son muy listos y muy trabajadores.



Entrevista a la directora

El jueves  dos de octubre  fuimos  arriba  a  hacerle  una  entrevista  a  la  directora. Fue emocionante  y estábamos  muy nerviosos  porque era nuestra primera entrevista.
Nos contó algunas cosas sobre el colegio.
Nos pareció buena y amable.
Estuvimos en el despacho de dirección y nos sentamos todos en una mesa.

Abraham, Álvaro, Jose y Marina

Entrevista a la secretaria


La secretaria de nuestro colegio se llama Francisca Espinosa Canet, pero le llamamos Paqui.
¿En que clase estás?
Estoy en la clase de tres años.
¿Que hacen tus niños y tus niñas?
Se divierten mucho mientras aprenden y a veces se pelean un poquillo.
¿Te enfadas cuando tus niñas y niños se portan mal?
Claro que me enfado algunas veces, por ejemplo, cuando tiran la ropa en los charcos del patio, cuando tiran los juguetes al patio de los mayores.
¿Que haces en secretaría?
Cuando hace falta material yo le pido a la tienda y me lo traen lo que yo he pedido, yo lo pago con el dinero del colegio.
Cuido de los expedientes de todas las niñas y los niños.
Hasta otro día Paqui.

Adrian, Almudena y Carlos

domingo, 28 de septiembre de 2014

El precio del material escolar



Nuestro primer trabajo relacionado con las matemáticas este curso ha sido analizar el precio de los materiales escolares.
Con los tickets que me habéis ido mandando hemos aprendido un montón de cosas.
La primera actividad que hicimos fue escribir por parejas "todo lo que hay en un ticket de compra" sorprendentemente para un papelito tan pequeño nos salieron un montonazo de cosas, algunas sabíamos muy bien a que se referían, pero otras, no lo teníamos tan claro, aunque entre todos supimos entender a que se refería cada cosa.




También con ellos estuvimos leyendo los precios de los materiales y viendo como en muchos de ellos hay dos partes: la de los euros y la de los céntimos. Ellos ya tenían de modo intuitivo esa noción de decimales según la cual la parte entera es más grande y la parte decimal más pequeña.
Otra actividad posterior fue encontrar (también en parejas) en cada uno de los tickets el precio total, lo que las mamis o papis habían entregado y lo que les devolvieron.
Vimos que en algunos no estaba nada más que el total (en los albaranes) y los que eran notas de caja si que estaba y bajo diferentes nombres. Lo que tenían que pagar aparecía como "pago" "efectivo" o "entrega" y lo que les devolvían como "cambio" o "devuelve".
Resumimos la información en este cuadro:



En los rincones también hemos aprovechado para sacar nuestro rincón de la tienda, en el que la actividad de cada grupo a consistido en poner el dinero de cada uno de los totales.
Ha sido una actividad que les ha costado, pero en la que han hecho cálculo mental contando de dos en dos, de cinco en cinco, de diez en diez, de 20 en 20..., también han trabajado la correspondencia entre monedas o billetes más grandes con otros más pequeños.
Por último, a partir de ese cuadro inventamos problemas de matemáticas. La actividad la volvimos a hacer en parejas y aunque los intentos fueron buenos en todos ellos había cosas que mejorar.
Otro día yo puse dos de ellos en la pizarra y vimos como mejorarlos, si les faltaba algo, si estaban bien redactados...
Después volví a repartirlos por parejas, pero dándole otro que no fuera el suyo y les pedí que los mejoraran. Casi todos quedaron geniales.
Por último, se los he ido dictando en la libreta y ellos los han tenido que resolver.
En algunos casos nos han aparecido restas con llevada y como aún no sabemos, hemos aprovechado para hacer aproximaciones y también hemos acudido a la calculadora.











sábado, 13 de septiembre de 2014

El Tsunami de Pablo

A veces me sorprenden sus razonamientos y siempre, siempre me divierten. En este caso además demuestran que saben un montón de cosas, saben de volcanes, terremotos e incluso sobre "placas solares", todo a partir de que Mario nos cuenta que Pablo le ha dicho que en vacaciones "se ahogó con un tsunami".


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Comenzamos


Ha sido genial volver a clase y comprobar que hemos crecido en estatura, en sabiduría, en felicidad...
También me ha encantado abrazar a mamás y papás y verlos contentos, de la mano de sus criaturas, de volver al cole.
Ha sido un momento entrañable ver como se saludaban entre ellos y como quienes no se habían visto en todo el verano miraban con ojillos algo tímidos al resto.
Después de un ratillo de charla, de abrazos, de colocar materiales, de comentar lo fantásticas que han sido las vacaciones, hemos cerrado la puerta y hemos dado el pistoletazo de salida a nuestro segundo curso de primaria.
Todas y todos se han avalanzado sobre mí, deseando contar todas las cosas interesantes que han vivido en estos meses.
Para poner un poco de control y permitirnos contar todo lo que queríamos, hemos hecho nuestra primera actividad del día.
Se han colocado en parejas y en cada una de ellas, se han contado lo más interesante que han hecho en las vacaciones, después han ido saliendo y cada miembro de la pareja ha contado las vacaciones de su compañero o compañera.
También hemos ido apuntando los lugares a los que hemos viajado en este verano, porque nos va a servir para comenzar el trabajo de nuestro rincón de "Lugares del mundo".
Mientras contábamos han surgido momentos divertidos, nos ha dado mucho juego el "Tsunámi en el que se había ahogado Pablo", porque hemos estado viendo que creían ellos que era un tsunami (había versiones muy interesantes) y el significado de la palabra "ahogarse".
También nos ha servido para conocer a nuestras nuevas compañeras Esther y Sheila que nos han parecido encantadoras y con las que seguro nos lo vamos a pasar genial.

Después del tiempo de contar hemos acabado tan cansados que nos hemos dado un tiempo para el desayuno, mientras yo les he leído el libro "Mi boa Bob", que os ha dado pie para escribir con la Boa Bob nuestros nombres para decorar nuestras carpetas.

Como la maestra de inglés necesita una libreta grande, hemos hecho una nota al dictado para llevar a casa. Yo les he hecho una foto a todas para usarla como evaluación inicial de escritura al dictado.
Con todo eso nos ha sonado la música para salir al recreo, una música con chispa y alegría que aún no hemos descubierto de quién es, pero que en estos días os contaremos.
Al entrar del recreo, ha pasado algo fantástico y es que han entrado despacito y cuando yo he entrado ya estaban todas y todos sentados y haciendo relajación. Me ha emocionado ver esas caras sudorosas, cansadas del patio y sonrosadas del sol y el juego, con los ojos cerrados y la sonrisa puesta.
Les he dejado la puerta abierta para que corriera algo de aire y he paseado entre las mesas con mi abanico regalándoles un poco de aire fresco y deleitándome con esos mofletes maravillosos llenos de energía positiva.
Después cuando poquito a poco hemos vuelto a la realidad, hemos recordado nuestras lecturas más interesantes y hemos escrito sobre ellas, hay quien ha preferido inventar una historia porque este verano lo ha tenido tan ocupado que se ha olvidado de leer (uyuyuyuyyy).
y por último hemos puesto en marcha nuestro diario de clase que yo comencé anoche y hoy se ha llevado Almudena para contarnos en casa como se ha sentido ella en este primer día de clase.
Eran las dos y cuarto, yo estaba agotada, sobre todo, de la inmensidad del calor que nos está machacando, al quedarse la clase vacía he podido por fin sentarme y regalarme también un poco de aire fresco de mi abanico y sonreir completamente feliz porque tengo la enorme suerte de estar rodeada de criaturillas maravillosas que van a hacer posible que el curso 2014/2015 vuelva a ser un curso entrañablemente mágico.

lunes, 30 de junio de 2014

La última visita al huerto de este curso

El viernes fue nuestra última visita al huerto por este curso, es una pena porque está en su mejor momento, casi dispuesto para darnos los frutos a nuestro trabajo, pero empezamos a sembrar demasiado tarde y será a partir del mes que viene cuando de verdad se pueda recoger la cosecha.
De todos modos, nos atrevimos a coger una lechuga para probarla.
Tambien sacamos una mata de patatas y una zanahoria porque teníamos curiosidad por saber lo que había debajo, la zanahoria como podéis ver en la foto era demasiado pequeñita y también las patatas, aunque había una un poco más grande, con la que hemos hecho un puré y el lunes nos dio para probar una cucharadita.
Además habíamos dejado unos pocos rábanos sin recoger lo que nos ha permitido verlos florecer y ver cómo han echado frutos. Las vainas también las recogimos el viernes y las hemos guardado en nuestro semillero para que nos sirvan para sembrar el curso que viene.






En la visita vimos como están brotando unos estupendos tomates de las matas de nuestros compañeros, también empiezan a brotar los pimientos y los calabacines están en flor, echando unas flores preciosas que se abren durante la noche y la mañana, pero que al llegar el calor se cierran.
Tenemos que agradecer a las chicas y chicos del IES Celia Viñas que nos dieran sus plantones para nuestro huerto.




Por último queremos agradecer a las chicas y chicos del IES Celia Viñas que nos pasaron algunos de los plantones que tenemos y que nos han permitido que nuestro huerto sea más variado.